CUANDO ELLA ME ENCONTRÓ

Photobucket

Helen Hunt siempre me pareció la clásica vecina de al lado. Pero no la buenorra a la que vas a pedir sal albergando la vana esperanza de que con una sonrisa cautivadora te diga que traspases el umbral, que dicho condimento lo guarda en un cajoncito de su habitación, sino la madre de dos niños que ves entrar todos los días con las bolsas de la compra y a la que acudes cuando pretendes que alguien haga de niñera de tus hijos, porque sabes que es una persona responsable.

En el cine la veía de una forma parecida; sin unas aptitudes excepcionales pero con una presencia lo suficientemente honesta como para quedar bien en cualquier papel de chica cercana, capaz de hacer creíbles sus problemas. Nada de sonrisas profident, ni cuerpos esculturales, ni ademanes de diva.

Cuando leí que había dado el salto a la dirección pensé que su película tenía que ser cuando menos resultona. No lo olvidemos, es una chica responsable, habrá cogido un guión con el que empatizara, se habrá rodeado de actores que la arropen, la película se desarrollará sin estridencias y pausadamente… como si alguien preparase un té con pastitas para la merienda.

Efectivamente, a esto se parece “Cuando ella me encontró”, a una merendola rodeada de amigos, contando historias y riéndose. Una comedia romántica con puntitos de tragedia que no emociona pero sí convence. Una historia pequeña que se hace algo más grande gracias al cartel con el que cuenta, esto es, la propia Helen Hunt en el papel protagonista, el muy británico Collin Firth como el potencial y perdido nuevo novio de la muy perdida protagonista, Matthew Broderick – ¿qué le ha pasado a este chico desde que se ha divorciado de la sex on the city woman Sarah Jess que ha envejecido más rápido que Walter Donovan tras escoger el grial incorrecto (aviso: chiste para frikis; no consumir si no se poseen artículos de Star Wars o camisetas que sólo entiende el 3% de la población)? – como el infantiloide y más perdido aún ex marido de miss Hunt y la impagable y descacharrante Bette Midler con el papel más jugoso de la película, la recién descubierta madre, estrella mediática, mentirosa compulsiva y poseedora de una vitalidad tan enorme que golpea sin piedad al resto de personajes que la rodean.

La historia cuenta un trocito de vida de April Epner, una chica que es adoptada de bebé por una familia judía y que se instala en una profunda crisis con treintaymuchos cuando muere su madre adoptiva, descubre que su madre verdadera es una loca señora que conduce un programa matinal visto por millones de espectadores, su marido la deja agobiado por unas responsabilidades de adulto que no quiere tener, conoce a un divorciado bastante atolondrado que tiene que hacerse cargo de dos niños y le da por pensar que se le está pasando el arroz en la aventura de parir nuevos seres. Todo un cúmulo de agobios que la zarandean de un lado para otro.

El resultado se traduce en algo más de hora y media de humor judío, situaciones que oscilan entre la ternura y la sonrisa de forma suave y liviana y el convencimiento de algo que ya sospechábamos: que Helen Hunt es una chica responsable, una de las listas de la clase que sale bien parada en cualquier empresa en la que se embarque. Sin destacar de manera endiosada pero de una forma solvente.

No se a vosotros, pero a mí esta chica me cae bien.

Leer critica Cuando ella me encontro en Muchocine.net

3 thoughts on “CUANDO ELLA ME ENCONTRÓ

  1. Correcta peli, aunque aprovechando el plantón de último día convenimos todos que tu criterio happy calificativo de estos últimos tiempos debe ser analizado a fondo. Si sigues con esta incesante lluvia de estrellas el póximo festival de Sci Fi te va a gustar y todo y eso no lo podemos tolerar.

  2. Neovallense: Si es que es difícil que caiga mal, es tan cercana…

    Ana: No coharteis mi vena optimista. Había un dicho que rezaba: “hasta del peor de los libros se puede extraer algo positivo”. Normalmente, siempre encuentro algo en las pelis, no lo hago adrede!!
    Veremos si en el festival Sci-Fi consigo resistir despierto todo el rato, para empezar y luego, ya se criticará.

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.