CANINO

Photobucket

Voy a realizar un cambio en el orden de posteo de las películas del festival, aprovechando que este fin de semana se estrena una de las que vimos. Así que para hacerme el interesante y presumir un poquito de preestreno, voy con una rarísima película que vimos en la jornada del domingo y que supuso la mayor polémica del festival. El debate estaba servido y no hubo términos medios. A la mitad de los frikis que fuimos les encantó y les pareció una apuesta arriesgada y certera y a la otra mitad nos resultó inaguantable y por momentos de una gigantesca vergüenza ajena.

El punto de partida, de todas formas, es interesante. Un matrimonio decide que el mundo exterior está repleto de inmoralidad, indecencia y maldad, así que decide criar a sus tres hijos de puertas adentro de su vivienda, una casona con piscina y un inmenso patio. Para librarles de todo sufrimiento y polución mental exterior utilizan un método cuando menos cuestionable: la mentira, la manipulación y tratándolos como si tuvieran una edad mental de 6 años.

Una manipulación digna de los gobernantes de “1984”, pero a nivel familiar, en donde se reescribe el diccionario, se erradica (aunque sólo sea de cara a la galería) la tristeza y se educa a los chavales en un estricto entorno, bastante machista, en donde se premian los comportamientos que los padres eligen como adecuados y se castiga duramente a quien se salga del camino, psicológicamente y, si hace falta, de forma física y contundente.

Tanto la realización como las actuaciones, son desasosegantes desde el primer momento. Uno no sabe si pensar que esos personajes robóticos, que sueltan sus líneas de forma monocorde, son parte del plan del director de molestar continuamente al espectador o son fruto de una pésima técnica actoral. Supongo que lo primero, pero aún así, yo no podía con ellas y me revolvían las entrañas.

El surrealismo violento de la mayor parte de las escenas es difícil de aguantar. Cuesta creer que tres adolescentes que han sido instruidos en matemáticas, o física por sus padres, puedan tragarse que un avión que hace su ruta por encima de la mansión pueda caer en el jardín y ser del tamaño de la palma de una mano, aunque no sepan lo que es, o que, en general, acepten de buen grado las normas impuestas de no salir nunca de casa, en una edad en la que la rebeldía se toma por bandera.

Ese ambiente irreal, contrasta con el naturalismo de sus imágenes, ausentes de banda sonora, en las que se retrata el día a día de la familia. Una filmación aséptica que es capaz de retratar las relaciones sexuales del hijo con la única persona exterior a la que se permite entrar en la casa de forma cruda y documentalista. Personaje éste que provocará las poluciones externas que desencadenarán un final a tono con el resto de la cinta.

Vale, que lo sé, que hay que entenderlo como una metáfora a una época de desinformación, que el surrealismo y el absurdo de las situaciones están creados para golpear y provocar rechazo y que cumple de lejos su función de incomodar, pero para mí todo esto es demasiado. No fui capaz de disfrutarla y a menudo cruzaba significativas miradas de incredulidad con Elisa, mientras me preguntaba cuánto iba a durar la tortura.

Sin embargo, he de reconocer que las imágenes y las propuestas, son poderosas y se mantienen en el tiempo. La película no deja para nada indiferente y es un cine distinto, raruno, que tendrá un buen número de adeptos y que con el tiempo se convertirá en una rareza aclamada y denostada a partes iguales.

Lo que es a mí, me aburrió soberanamente, pero quizá tú seas uno de los que lo flipes.

4 thoughts on “CANINO

  1. Cine con mayúsculas… esta película sobresale por ser una propuesta novedosa e inquietante. Te revuelve en la butaca, y eso es algo que ultimamente no ocurre muy a menudo. Lo mejor que he visto en lo que va de año.

  2. Elisa: sip, entre las definiciones de zombie y de coño, los niños tenían un vocabulario amplio.

    Iban: te revuelve, es novedosa e inquieta, pero de una forma que me desagradaba hasta el punto de sacarme continuamente de la película. Pero está claro que genera polémica y se convertirá en cinta de culto con el tiempo.

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.