BO NADAL

Aquí estamos. Época de buenos sentimientos, ñoñería máxima, subidón de azucar, comidas pantagruélicas, regalos dados y recibidos, gritos de niños, aglutinamiento en las calles, bicicletas recién estrenadas, carbón dulce, anuncios de perfumes, comercios abarrotados, visitas lejanas, reuniones bañadas en alcohol, carcajadas alejadas del trabajo, paisajes nostálgicos, vajillas de fiesta, colores chillones, promesas repetidas.

Un punto y seguido, una vuelta a empezar, un borrón y cuenta nueva, un instante para el cambio, para mejorar aquello que no nos gusta y asentar los puntos de los que nos sentimos orgullosos.

Días para soltar un “te quiero” sin sentir vergüenza, de abrazar, achuchar, magrear, besar, tocar, acariciar, mimar y sentirse mimado.

Soy así de ñoño, me gusta la navidad.

5 thoughts on “BO NADAL

  1. Otro de Sanci: puede que ya no haya niños, o los niños sean menos niños, o los padres sean menos padres… se me ocurren tantos motivos…

    Kimuko: Moitas gracias!! Vaia piropazo navideño. Bicos festivos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.