ARMA FATAL

Photobucket

Últimamente hemos podido verlos por separado, pero las dos comedias en las que trabajan Nick Frost y Simon Pegg juntos son dos de las mejores gamberradas británicas que he visto en mucho tiempo, ambas dirigidas por la otra pata de este taburete de oro (¿de donde me sacaré estas bizarras metáforas?), Edgar Wright. Primer párrafo y tres nombres anglosajones soltados sin piedad, vamos a intentar situarnos antes de perder (una vez más) a todos los posibles lectores.

Simon Pegg es un tipo famoso en las islas británicas gracias a unos cuantos shows de televisión, una serie que va camino de hacerse con la ansiada coletilla “de culto” junto a los otros dos tipos que he nombrado al inicio del post llamada “Spaced” (y que, junto con un trillón de series más, tengo pendiente) y al que últimamente hemos podido ver encarnar al personaje de Scott en la nueva y genial entrega de Star Trek. Como apunte inútil, rosa y wikipédico, es el padrino del hijo de Chris Martin y Gwyneth Paltrow.

Nick Frost es un orondo actor que empezó a la sombra de Pegg. El tipo aparecía como extra a menudo en alguno de los shows de Pegg, hasta que éste, escribió un papel a su medida en la serie “Spaced”, momento en el que empezó a despuntar. La última vez que lo hemos visto en pantalla grande ha sido en la comedia “Radio encubierta”, como uno de los psicodélicos DJ’s.

Por último, Edgar Wright es un director batante friki, amante de los cómics y las películas de terror y ciencia ficción (¡hermano!). Junto a Pegg escribió el guión y a continuación dirigió tanto la famosa serie como las dos comedias que comenté al principio, la comedia romántica de zombis (gran género) “Shawn of the dead” (traducida de forma asombrosa en nuestro país como “Zombies Party”) y la comedia policíaca del subgénero “Buddie movie” (o película de compis, como “Arma letal” o “Bad boys”) que hoy comento.

“Zombies party” parodiaba de forma muy graciosa las películas de zombies, pero desde una perspectiva, digamos, veneradora. No era simplemente una sucesión de gags, como las insufribles “género movie” que sacan los usamericanos, sino que se basaba en un gran guión lleno de guiños y humor inteligente. En fin, tampoco me voy a extender mucho más, si en tu masoquismo quieres saber lo que en su día dije de esta peli, pincha aquí.

Releído el género de muertos vivientes, decidieron meterse en el mundo de los superpolis y su talento no podía ofrecer otra cosa que no fuera una gran comedia, titulada “Arma fatal” (de nuevo una traducción apasionante de “Hot fuzz”). Generosos como son los comediantes británicos, se puede ver a un gran número de actorazos haciendo pequeños papeles, como Bill Nighy, Jim Broadbent, Timothy Dalton o Steve Coogan e incluso si nos fijamos mucho, mucho muchísimo, podríamos intuir los cameos de Peter Jackson o Cate Blanchett.

El argumento, es el de una de estas películas tipo, reciclado hacia la comedia. Un policía con características fuera de lo común es apartado del cuerpo londinense por sus superiores, que temen que alguien tan bueno provoque una protesta de la sociedad por la mediocridad de todos los demás. Para quitárselo de encima, lo envían a un apartado pueblo donde, en apariencia, nunca pasa nada. Pero sólo en apariencia, pues unos extraños crímenes cometidos por un encapuchado comenzarán a asolar el idílico paraje.

El punto de comedia lo pone todo lo que rodea al protagonista, un tipo sumamente eficiente, rodeado de extraños personajes, comenzando por el personaje de Nick Frost, un policía gordo y torpe, sin la menor vocación, pero obsesionado por las películas de acción policíaca, como “Le llaman Bodhi” o “Bad boys 2”. Cada elemento de estas películas se retuerce hasta alcanzar la carcajada, la horrorosa vida familiar del protagonista, la mala relación con alguno de sus compañeros, las escenas de asesinato, la investigación del mismo o la adrenalínica escena final son una sucesión sin fin de humor del bueno.

Espero poder ver a estos tres genios abordando algún otro género cinematográfico y, esta vez, estaré atento para que el título en español no me haga salir corriendo en dirección contraria, al creer que podría estar delante de la nueva de Leslie Nielsen.

Leer critica Arma Fatal (Hot Fuzz) en Muchocine.net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.