ADIVINA QUIEN VIENE ESTA NOCHE

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Tarde noche del fin de semana, lo que viene tocando últimamente (y de lo que me alegro un montón) es un poco de cine clásico. Tras un vistazo a la dvdteca, nos decidimos por una comedia de Stanley Kramer de 1967 con una pareja cuya presencia hace apetecible cualquier cinta. El no-matrimonio más estable del Hollywood clásico: Spencer Tracy y Katherine Hepburn. Aunque debo decir de antemano que no es mi preferida ya que se echan un poco de menos esas discusiones eternas y esa fina ironía de películas como “La costilla de Adán”. Ésta va por otros derroteros, quizá más reivindicativos, aunque tiene también sus momentos para la carcajada.

Una chica de 23 años vuelve de un viaje por Hawai a casa de sus padres con una gran noticia, ha conocido al hombre de sus sueños y va a casarse. Está segura de que sus padres se alegrarán enormemente por ella a pesar de una pequeña diferencia que la separa de su futuro marido: ella es blanca y él es negro.

Son otros tiempos (¿de verdad lo son?) y los negros no poseen todos los derechos de los que disponen los blancos, eso sin contar con como va a ser aceptado su hijo en la sociedad sin pertenecer a una raza ni a otra. Pero ella está convencida de que no va a haber ningún problema y de que sus padres, una pareja de liberales convencidos, tras el shock inicial, van a apoyarles absolutamente en todo.

Así tenemos una comedia prácticamente con un solo escenario, la casa del matrimonio, donde se irán juntando diversos personajes que irán cambiando de opinión, discutiendo con diálogos rápidos y ágiles y con situaciones verdaderamente curiosas, cada uno con sus ideales y sus preocupaciones. Los padres de ella, el cura amigo de la familia, la ayudante doméstica, también de color, convencida de que los negros deben ocupar su lugar sin intentar escalar en la sociedad y los padres de él, también impactados por la repentina noticia.

Todos los actores están realmente bien. Sidney Poitier hace el papel de futurible marido de la niña de una manera correcta. Cecill Kellaway fue nominado a los Oscar por el papel del cura, y resulta entrañable en ese papel del amigo amable y algo borrachín. Geniales los caretos que se gasta el padre de él, convencido de que le han metido en una encerrona e Isabel Sanford supone una carcajada por cada comentario que suelta en el papel de la gruñona “Tillie”, la empleada del hogar.

Pero los que están inconmensurables, como casi siempre por otra parte, son Tracy y Hepburn, ambos nominados, llevándose solo ella la estatuilla a casa. Esa sería la última película del actor antes de morir el mismo año de estreno, después de haber vivido una de las historias de amor más famosas, románticas y prohibidas de Hollywood. Spencer Tracy estaba casado, pero su condición de católico convencido le impedía divorciarse para vivir con el amor de su vida, Katherine Hepburn. Ella sobrellevó estoicamente y en un discreto segundo plano este amor tan mal visto. Cuentan que cuando Tracy murió, Katherine estaba con él. Después de llorarle, llamó a su mujer para que acudiera y avisara públicamente de la defunción y ella se fue, se echó a un lado rota de dolor para echarle de menos a solas.

7 thoughts on “ADIVINA QUIEN VIENE ESTA NOCHE

  1. Me ha encantado este post, pero más que nada por que has hablado de una de mis películas favoritas!! Y la verdad que aunque sea un pelín antigua, a la vez es moderna ya que este tipo de situaciones (color, nacionalidad, ser de baja o alta sociedad,..) por más que el mundo avance siempre están ahí (aunque no de forma tan exagerada como en la peli, claro!). Aunque también debo decir a favor de esta comedia-protesta que gracias a películas como ésta, hay mucha gente que entiende la situación y hace algo por solucionarlo…Y bueno, una vez contado mi rollo, decir que esta película es genial y que por muchas veces que la haya visto, siempre me río a carcajadas con las situaciones y los comentarios, aunque “La costilla de Adán” es muuucho mejor, ya ambos actores están inmensos!!

  2. Caray, si esta es una de tus pelis favoritas, me vas a tener que ir diciendo las demás, para poder ir viéndolas.
    No se si como dices, la película sirve para que la gente sea más tolerante con los demás, pero si en verdad es así, entonces sí que se merece todos los premios del mundo. Sería cojonudo que la gente se diera cuenta al fin de la estupidez de clasificar al ser humano por colores, razas o religiones.
    Un beso.

  3. Yo ya comenté esta peli en un post que no venía a cuento …(lo suelo hacer bastante a menudo …) y bueno , solo decir que fué muy divertida y que el personaje que más me gustó fué la empleada del hogar “Tillie” . Supongo que yo también soy a veces igual de borde y gruñona jajaj…

  4. ¡¡Sensacional película y GRACIAS por darme datos sobre el intenso romance entre los protagonistas!!… No sabía nada de que Tracy muriese el mismo año ni que Hepburn estuviese a su lado hasta el final…. ¡¡Qué bonito!!…

    Coincido con Peke: el secundario que más me gustó fue la empleada…

    ¡¡Felicidades por el artículo!!…

    P.D.: Hector, ¿no has pensado en acompañar tus artículos con los carteles originales en lugar de los traducidos al castellano?…

  5. Eli, la pobre Tilli no te llega ni a la suela de los zapatos! Pero eso es solo cuando los niños nos portamos mal y dejamos todo revuelto, tienes justificación.
    Tony, sí que es cierto que la historia de amor es de las más bonitas que ha tenido Hollywood, y hasta el final. Con los carteles, la verdad es que no siempre cojo el español. Lo que suelo hacer es verlos todos y coger el que más me gusta, así en alguna ocasión hasta he llegado a poner el chino.
    Saludos.

  6. A eso me refería Hector con lo de los carteles… Pensé que siempre escogías el traducido al castellano… ¡¡Ups…!!… Se nota que no me he leido todos los artículos de tu blog, jejeje…

  7. Jeje, demasiado pesadito soy ya con los interminables posts que escribo como para que tuvieras que ir retrocediendo en el tiempo y leerlos todos. Solamente con saber que lees hasta el final los actuales ya significa mucho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.