ADIÓS RÍOS, ADIÓS FONTES…

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Pues sí, ya lo decía Rosalía de Castro hace bastante tiempo:

“Adiós ríos, adiós fontes

Adiós regatos pequenos

Adiós, vista dos meus ollos

Non sei cando nos veremos…”

Claro que ella hablaba de la emigración y yo pretendo relatar la vuelta a Madrid de unas vacaciones disfrutadas hasta la saciedad. De uno de los mejores meses de verano que recuerdo desde aquellos tiempos en los que era peque y no tenía grandes preocupaciones salvo tener que comprar nuevas libretas cuadriculadas para empezar el nuevo curso en el cole y no perderme los capítulos de “As bolas do dragón”.

Todo lo bueno acaba llegando y tras las últimas bofetadas con el proyecto en Julio (que, no se vayan todavía que aún hay más, proseguirán en Septiembre), llegó Agosto y la esperada vuelta a Vigo. Esos cinco o seis días junto al mar sirvieron como perfecta introducción para el tan ansiado periodo de descanso mental, que no físico.

Una de las cosas más difíciles de conseguir y a la vez más gratificantes, es encontrar amigos de verdad. Esa clase de amigos que, pase el tiempo que pase, separe la distancia que los separe, cuando te los vuelves a encontrar cara a cara da la impresión de que podrías continuar la conversación sin vacilar con un “Como decíamos ayer…”. A falta de una pandilla de esa rara clase yo tengo la suerte de contar con tres.

Volver a Vigo en verano es volver a vivir un número ilimitado de experiencias de las que uno puede alimentarse en esos oscuros días de invierno madrileño y seguir manteniendo una sonrisa en la cara. Es volver a encontrarse con los padres, que por una extraña razón (quién lo diría cuando a uno le obligaban a comer las judías de pequeño) uno echa de menos, con Panx y las interminables esperas que provoca parándose a hablar con todo bicho viviente, con Pibi y esa suave forma que tiene de rectificar tu juego cuando lo tienes de compañero en el “Pro”, con Marti y sus masajeables y geniales chichas y sus historias sobre “velcros internacionales”, con Hervella y su inagotable verborrea de humor “picheleiro” y su carné oficial de “homeless” demasiado elegante para dormir en cajero, con Noa y su continua pérdida de momentos y su predisposición a vivir en ciudades de menos de 15 habitantes, con Mela y sus historias familiares dignas de “La familia Trapisonda (una familia que es la monda)” y sus explicaciones de su doctorado sobre… en fin, con Willy y sus jugadas en el tiempo de prórroga y la capacidad de su piel para repeler por completo la luz del sol o con Maquirilla y sus pocas ganas de volver a casa a dormir cada noche y sus pocas explicaciones sobre los aparatos a pilas de su farmacia.

Y como no, entre las dos estancias en Vigo, el obligado y deseado paso por mi pueblo (sí, otra vez hablando de mi pueblo, y las que quedan) San Ciprián de Hermisende, que este año, además de contar con las anuales fiestas de Lapelandia también fue la sede de los cumpleaños de Celi, Jorge y un servidor, probablemente una de los mejores días de todo el verano. Al final los astros se alinearon de forma correcta y apareció por allí una gran parte de la gente que más me apetecía tener a mi lado. Aunque hubo alguna baja con razones tan poco creíbles como estar en Phoenix (Xurxo, espero que lo celebremos en otra ocasión), estar en China (Piji, vamos a tener que hacerte un vídeo resumen de los últimos veranos), tener que trabajar (Maquirilla, que raro un verano en Sanci sin ti), ceremonias de iniciación familiares (Mela y Eva Flecha, ni cumple en Sanci ni en Playa América, doble error), hiperactividad catalana (Eli, alguna vez tendrás que venir a visitar las arañas de la habitación de invitados) y alguna más que seguro que me olvido. De todas formas fue un día genial, con su noche incluida, repletos de canciones, discusiones nacionalistas, apuestas varias, montajes imposibles de tiendas, estrellas fugaces, pinchos de carne interminables, regalos embarazosos y musicales, piraguas nudistas, ronquidos en la oscuridad de la pradera y pocas horas de sueño. Una llegada a la treintena que recordaré en todas las décadas que la sucedan.

Podría seguir nombrando episodios dignos de comentar de un verano aprovechado al máximo o seguir nombrando a toda la gente con la que estoy deseando volver a pasar tiempo o que me ha encantado conocer y los posts de Indiana Jones se quedarían pequeños en comparación. Pero tenemos mucho tiempo para ir conociéndolos en sucesivas vacaciones, puentes, acueductos, cumpleaños, romerías y fiestas de guardar que seguiré comentando en este cajón de sastre que es mi mundo de Nunca Jamás.

Así que, de la misma forma que todo lo que sube baja, todo lo que tiene un comienzo tiene un final y el regreso a la capital supone volver a enfrentarnos con la realidad y los nuevos retos que me esperan por delante y, como no, con el retorno al blog. Vuelvo con fuerzas renovadas para dejar mis impresiones sobre cualquier película, corto, documental o anuncio que valga la pena comentar así como para reanudar aquellos monográficos, algo olvidados las últimas semanas antes del verano que habrá que ir retomando, como “Las películas de mi infancia” o “Guitarristas de leyenda”. Y como no, para volver a pasear por todos esos blogs imprescindibles ya en el día a día que he dejado de leer en la época estival y que estoy deseando retomar de nuevo.

Es el ciclo de la vida…

alt : http://www.youtube.com/v/AeMvRvdeC1s

6 thoughts on “ADIÓS RÍOS, ADIÓS FONTES…

  1. Suena Orobroy en mi ordenador , una de mis canciones favoritas y que mas me emocionan . Muchas veces he dicho aquí que conozco pocas personas que me lleguen tanto con sus relatos , por no decir que conozco poca gente que escriba taaaaaaan bién , y me arriesgo a decir esto pese a que me tachen de “pelota ” , que también.
    Me alegro que hayas exprimido así tus vacaciones , que lo hayas pasado tan bién con tu gente de siempre , que antes que yo han tenido la suerte de conocerte y marcar capítulos de tu vida . Pido perdón publicamente por OLVIDARME DE TU CUMPLE , si , que lo sepa todo el mundo , me olvidé… No tengo perdón.
    Bueno , queda pendiente esa visita al pueblo , a ver si me vusco un cursillo de CCC para adiestrar arañas o algo así , porque lo mío es grave jajaj!
    Besitos y bienvenido de nuevo a casa

  2. Pues nada querido Simba, digo Heitor…asias por darnos una lección de cómo se deben pasar unas geniales vacaciones y UN MILLÓN DE GRACIAS por compartir la celebración de tu cumple y hacer que fuera un fin de semana genial. No cambiaría nada del desarrollo de tan genial celebración y espero que podamos hacer muchas más en la que me sigas enseñando todas las estrellas!!!
    Y aunque tengas esa “morriña” natural de tu condición de gallego y eches de menos a esos amigos tan geniales que tienes (lo cual hemos podido comprobar en las visitas que te han ido haciendo y durante la genial acampada cumpleañera. Que son todos muy majos!!!),…por los madriles no nos portamos tan mal y aunque los inviernos sean duros, siempre se puede hacer algo, o acaso no sabes que en Madrid hay gente para todo?? (y con esto no pretendo comenzar otra batalla nacionalista eh??). Ya verás como este año va a ser genial en todos los sentidos y que con tu recién estrenada treintena, cosecharás un montón de éxitos (tantos como conseguir que termine hablando en gallego o al menos que aprenda algo más que las palabrotas!!!)

  3. ainsss canta moriñaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

    Con lo de los blogs, tranqui, yo me he solidarizado y no he escrito en mi blog 😛 para que no te perdieras nada. jeje.

    que pena perderme todas las fiestas 🙁

    Un abrazo enorme desde aquí a 40 grados de mañanita …

  4. Eli: bueeeeno, ya te empiezo a perdonar por el despiste. Menos mal que te acordaste al día siguiente, que si no el castigo sería más severo.

    Celi: Por supuesto que este año va a ser genial en Madrid, una cosa no quita la otra! Seguro que aprovechamos para hacer un montón de excursiones interesantes.

    Xurxo: pues nada, ya estoy aquí al pie de la pantalla, ya puedes reanudar de nuevo tu bitácora, vagocho!! Y no te preocupes haberte perdido las fiestas, seguro que pa cuando celebre la siguiente década ya tienes avión privado para venir a pasarla con nosotros.

    Saludos a todos.

  5. Me uno al agradecimiento por permitirnos celebrar el cumpleaños en tu pueblo. Teníamos una deuda pendiente y se ha saldado de la mejor manera posible. La visita al lago de Sanabria, la cena en Marcelino’s… Dos días en los que el mundo se para y solo te preocupas por saber si las piquetas estan bien clavadas o si no podrían calentar un poco el agua del río. Y aprovecho desde aquí para dar las gracias a todos los que estuvieron alli e hicieron de ese fin de semana la mejor manera de entrar en la treintena.

    Y en cuanto a la vuelta… algo encontraremos que hacer durante los próximos meses en la capital. Y sobre todo una cosa… que el niño por fin será INGENIERO!!! (sé que cuesta ver la luz al final de túnel, pero creeme, esta ahí)

  6. Caray, menudo post…es que estás echo un poeta!!!
    La verdad es q el finde de tu cumple estuvo mu bien y siempre es agradable tener un techo donde dormir jeje…
    Espero poder hacer una visitilla a Madrid con esa gente de todo tipo :p (y poder seguir esa discusion con Celi ejjeje…)
    Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.