ESTRENOS 04/01/13

Photobucket

A ver, ¿por dónde debería empezar?

¡Feliz año!

Sí, esto es lo primero de todo. Por eso de la educación y esa clase de valores obsoletos. Luego…

¡He vuelto!

Bueno, esto es evidente, Heitor. Podías habértelo ahorrado. El mundo ya está lleno de obviedades y redundancias. Sólo hay que ver una sesión parlamentaria.

El caso es que tras las fiestas en honor al hijo de una virgen y para beneplácito de los grandes almacenes, cuando descompensamos a lo loco la flora intestinal, habría que ir volviendo a las sanas costumbres. Algún estreno precomentado por aquí, alguna crítica descerebrada por allá, quizá unas gotas musicales por acollá, algún reportaje suelto…

Quizá este año no tenga mucho tiempo para dedicarle al teclado. O quizá sí. O quizá vaya la cosa a rachas. Pero hagamos por comenzar y desgranar lo que nos depara esta semana de nuevos estrenos post-vacacionales.

THE MASTER

Paul Thomas Anderson continúa con sus megalíticas historias, profundas, complejas, centradas en la oscura naturaleza del ser humano y de duración dilatada. Después de adentrarse en la complicada relación entre un padre huraño y currante y su hijo en “Pozos de ambición”, pasa a las relaciones de manipulación y magnetismo que generan ciertas creencias.

Dicen que basada de forma tangencial en el creador de la iglesia de la Cienciología, L. Ron Hubbard, narra la historia de un intelectual que crea de la nada una religión que comienza a ponerse de moda. Un tipo carismático y más listo que el hambre que tomará como pupilo a un vagabundo que trata de rehacer su vida tras acudir como combatiente a Vietnam y que no tardará en comenzar a cuestionar su nuevo modo de vida.

Es esperable un relato denso como un tarro de pegamento líquido e interpretaciones potentes de tres grandes nombres como Joaquin Phoenix, Phillip Seymour Hoffman y Amy Adams.

Para el colega P. T. y su afición a desentrañar el alma humana:

7

CIRQUE DU SOLEIL: MUNDOS LEJANOS

Podría haber apostado, si me llegan a contar que el célebre Circo del sol contaría con un documental, no sería uno al uso. ¿Qué tendría de mágico describir de forma plana e informativa el colorido y fantástico mundo de estos fabricantes de lo imposible? La magia, debería describirse con magia y eso es lo que trata de hacer esta película, producida por el todopoderoso James Cameron.

Una historia de amor, de dos personas que están destinadas a encontrarse y, para ello, deben viajar por los diferentes mundos del circo, contemplando, en flamante 3D, las increíbles peripecias de los acróbatas, gimnastas, contorsionistas y artistas itinerantes.

Es obvio que es imposible llegar al poder que ejerce la compañía en directo, sin la técnica del cine, cuando podemos ver delante de nuestros ojos, sin truco ni cartón, lo improbable, lo insólito, lo asombroso.

Aún así, para el viaje a través de uno de los circos más famosos y queridos de la historia:

7

EL HOMBRE DE LAS SOMBRAS

Vaya pedazo de déjà vu acaba de entrarme al ver el trailer. Hacía que no veía unas arenas movedizas en el cine ni se sabe. Aquel recurso tan utilizado en películas de exploradores, que hizo llorar a toda una generación en “La historia interminable”. Qué recuerdos.

En fin, vamos a lo que vamos, la película, aunque viendo el trailer, creo que tengo mucho menos que comentar sobre ésta que sobre las arenas movedizas. Porque parece una película que hemos visto ya muchísimas veces. Leyenda siniestra sobre un hombre del saco mitológico, madre fuerte y luchadora, niño desaparecido, carrera contrarreloj por recuperarlo y descubrir el misterio de los secuestros…

Dicen que viaja a caballo entre el thriller y el terror gótico y que tiene más giros que un Scalextric pero habría que verlo. Sin embargo, toda cinta de género merece su oportunidad, así que, para la Biel corriendo detrás del hombre alto:

6

ASÍ SOMOS (PEOPLE LIKE US)

Quizá os suene el nucleo de la historia. Vamos a probar.

Un ejecutivo agresivo, casi arruinado por las deudas, encuentra una posibilidad de solucionar sus problemas económicos con la posible herencia de su padre, recién fallecido. El problema es que el dinero no es para él, sino para otro el otro vástago del difunto, cuya existencia desconocía hasta ese momento. El joven ejecutivo, entonces, entabla una relación muy cercana con su nuevo hermano que hará cambiar su forma de ver las cosas de forma radical.

Así puesto, supongo que muchos de vosotros está pensando en “Rain man”, aquella película en donde Tom Cruise y Dustin Hoffman conseguían una química especial y unos palillos pasaban a formar parte de las frases míticas del séptimo arte. Sin embargo, si cambiamos hermano por hermana, autismo por alcoholismo y maternidad en soltería, tenemos esta película cuyo arco dramático nos es extrañamente familiar.

En este caso, tratarán de unirnos al kleenex Chris Pine, Elizabeth Banks y Michelle Pfeiffer y difícil lo tienen para conseguir un resultado tan alto como el de la peli dirigida por Barry Levinson.

Para los aprendizajes moralizantes de los yuppies modernos:

6

DESPEDIDA DE SOLTERA

Llega un momento en que deja de hacer gracia.

Al principio, tenía su aquel. “Very bad things” fue una comedia negrísima, descarada y muy incorrecta donde era imposible soltar unas cuantas carcajadas. “Resacón en Las Vegas” era algo más convencional, pero con un guión también atrevido y algunos puntos graciosos. “La boda de mi mejor amiga” se sostenía gracias a una escatología sin rubores y una protagonista principal con una vis cómica enorme. Pero a medida que la fórmula se repite, el resultado comienza a emborronarse, como la fotocopia de la fotocopia de la fotocopia…

Ahora meten a Kirsten Dunst e Isla Ficher a poner caras y decir burradas, pero todo parece chavacano, plano, sin gracia. Un quiero y no puedo donde se intuye una acumulación de salidas de tono sin mayor unión que el gag zafio, como de humorista pasado de rosca en especial de fin de año de cadena chusca.

Para las damas de honor irreverentes:

3

LA NOCHE MÁS OSCURA

La anterior peli de Kathryn Bigelow, por mucho Oscar que se llevase y por mucho que pateara el trasero de su exmarido James Cameron, no me pareció gran cosa. Sí que tenía algún destello interesante, sobre todo cuando un gran Jeremy Renner estaba en el centro del objetivo, pero aún así, me la traía bastante al pairo lo que les pasase a los expertos en desactivar bombas.

Sin embargo, no hay nada más cierto que no hay nada que me lleve al cine a ver un relato patriotero, egocéntrico y de moral dudosa donde los Usamérica demuestran al mundo que son la mejor policía del mundo, listos, fuertes y letales. Donde se pone de manifiesto que el fin justifica los medios. Donde se dan golpes en el pecho por habernos librado del malísimo Bin Laden.

No tengo ni idea del valor cinematográfico de la cinta, ni me importa. Amiga Kathryn, puedes meterte tus fusiles, tus barras y tus estrellas por tu agujero más oscuro.

Para los G. I. Joe de turno y sus “nobles” propósitos:

1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.