3 DÍAS

Photobucket

¿Una película de género española sobre el fin de la vida por causa de un meteorito, que además se mezcla con una historia de psicópata que busca venganza ambientada en el sur? ¿Está usted loco? Anda, salga de mi oficina ahora mismo y dedíquese a rodar los cortos esos que ruedan los frikis.

Eso es lo que le debieron decir a Francisco Javier Gutierrez, el director de “Tres días”, su ópera prima, la primera vez que presentó en una oficina de algún millonetis su proyecto de dirigir esta obra apocalíptica.

Sin embargo, de vez en cuando se encuentran pequeños milagros y en este caso, a F. Javier Gutierrez le llegó uno con nombre y apellidos. Antonio Banderas, un tipo que a estas alturas no puede sino resultar simpático a todo el mundo, se interesó por el proyecto y lo apadrinó. Así que gracias a él, podemos presumir de una película de este estilo entre la cartelera española.

Ale es un tipo desencantado con su vida, un don nadie con miedo a las alturas y un cierto sentimiento de segundón por la sombra que desprende su hermano mayor, considerado un héroe en el pueblo cuando de joven consiguió reducir y posibilitar el ingreso en prisión de un peligroso homicida.

Pero toda su vida da un giro de 180º cuando escuchan la noticia de que el mundo será destruido en 72 horas al no poder evitarse la colisión de un gigantesco meteorito contra la tierra. El pánico cunde en las calles, la gente trata de huir en estas últimas horas y las prisiones se vacían con fugas masivas. Es el momento en el que Lucio, el asesino encarcelado por su hermano, tratará de vengarse y Ale deberá decidir si merece la pena luchar por su familia cuando todo está a punto de acabar.

Así pues, “Tres días” habla sobre el fin del mundo, pero no es eso lo más importante, sino un estudio sobre el instinto de supervivencia. ¿Por qué pelear para salvar a los que queremos cuando aún así morirán en los próximos días? ¿Es mejor bajar los brazos y dejarse llevar o tratar de salvar la inocencia de un niño hasta el final?

Esta duda moral del protagonista se mezcla con la clásica historia del sádico psicópata que amenaza a la familia aislada, con el aliciente de poder ver en acción a uno de los mejores villanos que existen en el panorama mundial. Eduard Fernández, nuestro Gary Oldman particular, un actor capaz de acojonar sobremanera con tan sólo una media sonrisa, ofrece una actuación soberbia, contenida, fría y amenazante, provocando que nos de mucho más miedo que cualquier meteorito.

Así la historia de Gutiérrez se vuelve claustrofóbica y pegadiza, entre el calor y la arena del apartado pueblo andaluz, donde sufrimos por un personaje descreído, cobarde y algo cabrón en un intento de redención y sinceridad antes de que todo se vaya a tomar por saco.

Quizá hay alguna parte oscura o confusa en el argumento, pero tampoco me molesta que no intenten explicarme absolutamente todo y dejen partes borrosas, así que casi ni pondría este punto como algo negativo.

Leer critica 3 Días en Muchocine.net

3 thoughts on “3 DÍAS

  1. Ir a ver esta peli es un acto muy friki.

    Tú lo sabes, yo lo sé y un puñado de personas más lo sabemos pero no lo vamos a decir para no quitarte credibilidad.

  2. ¿Un acto muy friki? Pues no lo pillo yo…

    Pero bueno, tú ya sabes qué opino sobre la pelí, salí muy contento del cine, me sorprendió y me alegró. Ojalá saquen más películas españolas que salgan de los cánones, de los tópicos que lleva arrastrando el cine de marca nacional.

    No es perfecta, hay ciertos momentos (o quizás un momento) que no me gusta, pero creo que el resto es más que notable.

    PD: Por cierto, con Speed Racer los Wachowski se vuelven adelantar a nuestro tiempo, estoy seguro que será otro filme incomprendido por la critica (y probablemente buena parte del público) como lo fueron Matrix Reloaded y Revolutions… Cuando la vea por segunda vez escribiré una crítica en mi blog, pero por ahora te diría que es inclasificable, pero para toda la familia…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.