3 AÑITOS

Photobucket

El tiempo, esa bola inmensa que rueda por la pendiente de la vida, que crea y destruye, modifica, cambia y transforma, no para. Un comienzo de post en clave de lírica para tarados que introduce de forma absurda el tema que hoy plasmo en este post. Nunca Jamás, la bitácora con cuerpo de celuloide que da cabida a mi gusto por la escritura, el cine, la música y la vida en general, ha cumplido ya tres años.

En este tiempo, su creador (o sea, yo, para los que ya os hayáis perdido entre tanta frase pedante) ha visto cómo las cosas cambiaban a su alrededor. Se acabaron los estudios, comenzó la fase pseudo-trabajadora y en los seres queridos que habitaban su mente y su corazón se produjeron bajas, altas y transformaciones. El mundo se movió y yo seguí su ritmo empeñado en mi sabia decisión de no crecer (aunque por el camino haya que aprender a disimular). Muchas alegrías y unas cuantas tristezas, acompañados por una paleta de sentimientos tan extensa que a veces vivir se transforma en una rara droga alucinógena, la más intensa y adictiva.

Me siento un tipo afortunado por tener cerca (quizá no siempre en distancia euclídea, pero siempre en distancia emocional) a los que más quiero, porque ellos hacen que me guste ser quien soy. Ellos son el tesoro enterrado más valioso que me llevaré de todas las aventuras que me esperan en esta gran fragata vital que nunca arría velas.

Pero yo he venido aquí a hablar de mi blog, que es el que cumple años y el condenado se conserva como el primer día, es decir, con poca frecuencia de entradas, los lectores frecuentes al mínimo (aunque me gusta más el eufemismo “club exclusivo”) y sin un puñetero cambio de look (vagancia al máximo).

Había estado buscando algún vídeo o canción con la que acompañar el post y por mucho que me estrujaba el seso, no había encontrado nada, pero como decía Henry Jones Sr.: “A veces me siento a pensar y la respuesta aparece sola” (o algo por el estilo).

Navegando por el enorme blog de Hernan Casciari sobre series, EspoilerTV, he visto este grandísimo vídeo que aúna unas cuantas de mis pasiones: la música en general, Queen en particular, todo lo que me retrotraiga a mi infancia y las chorradas. Estas cuatro premisas se juntan en esta gigantástica versión de “Bohemian Rhapsody” a cargo de los Teleñecos.

Felicidades a mí. Espero seguir dando la murga mucho tiempo.

9 thoughts on “3 AÑITOS

  1. ¿3 añitos? Serían añitos si escribieses postitos, pero como escribes postazos, son ya …
    3 añazos!!
    Felicidades y a seguir informándonos de cine!

    P.d: cuántos finales nos has destrozado a lo largo de estos añitos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.